Masaje Relajante con Vela Aromática

€66,08
  1. Masaje Relajante con Vela Aromática 


El aceite fragante liberado por la vela ayuda a reconstruir la capa de protección natural de la piel.

El masaje con vela aromática mejora la circulación sanguínea, la elasticidad de la piel y ayuda a mejorar el aspecto general de la piel. Después del tratamiento, puede esperar que su piel esté hidratada, firme y suave como la seda.

Un cálido masaje con velas aromáticas es la forma ideal de vencer el estrés, calmar los nervios y equilibrar la mente. Es una excelente manera de aliviar el estrés y el insomnio, la fatiga y el agotamiento. Es profundamente relajante y te deja con una sensación de completo bienestar. El cálido masaje con velas aromáticas también deja la piel suave, flexible y luminosa.

El masaje con vela aromática combina los beneficios del masaje de relajación. Las velas aromáticas están hechas de aceites y mantecas vegetales 100% naturales, cera de abejas y aceites esenciales. Se derriten a unos 40-50 grados Celsius, por lo que no son mucho más altos que la temperatura corporal natural. Gracias a ello no provocan quemaduras, pero calientan tu piel de forma segura y agradable.

Beneficios

    • La forma ideal de vencer el estrés.
    • Calma los nervios y equilibra la mente.
    • Alivia el insomnio, la fatiga y el agotamiento.
    • Deja la piel suave, flexible y luminosa.
    • Estimula el sistema Inmune, evitando infecciones.
    • Relaja los Músculos: Eliminando las contracturas musculares.
    • Desintoxica el cuerpo: Mejorando la circulación sanguínea.
    • Evita el envejecimiento: Al nutrir y desintoxicar cada célula de tu cuerpo.
    • Libera emociones: Soltamos todo lo reprimido en el cuerpo.
    • Alivia el dolor: Al ser un tonificante y relajante del Sistema Nervioso.
      • Aclara la mente: Un cuerpo y una mente relajados toman mejores decisiones.
      • Mejora la autoestima: 
    • El contacto implica cercanía, familiar o en pareja.

     

    Duración: 60 min

You may also like

Visto recientemente